domingo, 16 de julio de 2017

Un 16 de julio...

Se celebra la fiesta de la Virgen del Carmen o la Virgen del Mar, patrona de quienes trabajan en labores marinas.
¡Felicidades a las Cármenes, Carminas, Carmelos y Carmelas, Marinos, Marios, Marinas y Marías del Mar! 
Su denominación procede del llamado Monte Carmelo, en Israel, un nombre que deriva de la palabra Karmel o Al-Karem y que se podría traducir como 'jardín'. En latín, Carmen y Carmina son 'cantos'.


 En España es patrona del mar y de la Armada. También lo es del Ejército de los Andes, de Argentina. Es considerada Reina y Patrona de Chile, de sus Fuerzas Armadas y de Carabineros; es patrona de la Policía Nacional y los transportadores en Colombia; en el Perú es “Patrona del Criollismo” y "Alcaldesa de la Ciudad de Lima"; en Bolivia es la patrona de la Nación y de sus Fuerzas Armadas; y en Venezuela es la patrona del Ejército.

 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Clases particulares online y ayuda en trabajos universitarios.

Correo: info@mariannavarro.net    Web: http://mariannavarro.net
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1904, Armando BUSCARINI, seudónimo de Antonio Armando García Barrios, ha sido recordado aquí con ocasión del aniversario de su muerte, un 9 de junio de 1940.
Este poeta español fue rescatado del olvido por  Juan Manuel de Prada al dedicarle una biografía -Armando Buscarini o el arte de pasar hambre (1996)- basada en las crónicas que sobre este autor hicieran César González Ruano, Ramón Gómez de la Serna y Cansinos Asséns, así como en lo escrito por el psiquiatra logroñés Alberto Escudero Ortuño en Los caminos de Hipócrates.
 Vendía este autor él mismo sus obras en un puesto ambulante. Alternaba con los escritores del Café Pombo y en ocasiones, cuando las ventas iban mal, amenazaba con suicidarse tirándose desde el Viaducto de Segovia, puente madrileño trágicamente famoso como lugar pródigo en suicidios. Terminó su vida ingresado en hospitales psiquiátricos
Entre sus obras, algunas desaparecidas, cuadernos de poesía, obras dramáticas y narrativas como Cancionero del arroyo (1920), Dolorosa errante (1921), Rosas negras (1921), Sor Misericordia (1923, obra teatral escrita junto a Mario Arnold), El aluvión (1924), Maruja la de Cristo (1924), Mis memorias (1924), Los dos alfareros (1927), El rufián (1928)...

Aunque sufra del mundo los desdenes
de mi vida de artista en la carrera;
aunque pasen altivos a mi paso
los hombres de alma ruin que nunca sueñan;
aunque salgan aullando a mi camino
los famélicos lobos que me acechan
con la envidia voraz; aunque en mi lucha
hambre y frío sin límites padezca;
aunque el mundo me insulte y me desprecie
y por loco quizás también me crean;
aunque rujan tras mí ensordecedoras
tempestades de envidia; aunque me vea
harapiento y descalzo por las calles,
inspirando piedad e indiferencia;
y, en fin, aunque implacables me atormenten
las más grandes torturas, aunque vea
que a mi paso se apartan las mujeres
por ver con repugnancia mi pobreza
( pero quizás ignorando de mi alma
el tesoro de ensueño que se alberga),
nada me importará, porque yo siempre,
caminando sereno por la tierra,
con el alma latiendo por la gloria
y flotante a los vientos mi melena,
iré diciendo al mundo con voz fuerte,
¡ con voz en la que vibre mi alma entera!:
-Es verdad que yo sufro; pero oídme:
¿qué me importa sufrir si soy poeta?
("Orgullo")

- de 1921, Miguel LABORDETA, poeta y dramaturgo español, hermano del cantautor, escritor y político José Antonio Labordeta.
Cultivó un estilo surrealista de verso libre y tono apocalíptico plagado de visiones cósmicas con raíces barrocas y románticas, especialmente en sus primeros tres poemarios (Sumido 25, Violento idílico y Transeúnte central), escritos entre los 25 y los 29 años.
En la tertulia del Niké, que se reunía en Zaragoza en torno al café de la calle Requeté Aragonés, Miguel Labordeta ejercía como director de la misteriosa O.P.I. (Oficina Poética Internacional), donde hizo famosas sus pipas y el carné de ciudadano del mundo. 
Al final de su vida, sus obras constituyen una nueva etapa de poesía más ceñida y condensada:  Los Soliloquios (1969) y Autopía (publicada póstuma en 1972). También escribió una obra de teatro titulada Oficina de Horizonte (1955).
.
Lo sabéis amigos
no volveremos más.
La virtud de la lluvia
se aniquila en los soles
y el viento entre las flores
se sumerge en la sangre de los toros.
Sólo los viejos vagabundos al morir
pueden saber quizá
el secreto de la hora derramada
y el porqué de la mujer húmeda en estío.
Pero nosotros no. No podemos volver.
Es imposible calavera mariposa
el tiempo entre la niebla seducido.
Somos nosotros mismos
el ritmo pereciente
y nuestro gesto
la invisible caracola de la muerte
primavera pura aniquilada
en incesantes mundos destruidos.
Nada más. Tan sólo eso.
Un levantar baldío de los brazos
para recoger el mar que se nos huye
pletórico de ahogados y de olvidos.
Un lamento también
y un querer crear agujeros
en el agua mansa de los recién nacidos.
Mientras os alejáis
cantando juventudes
yo permanezco aquí
mudo y atónito
como un muerto inmortal
soñando vida inmensa
y una antigua e inconcebible libertad.
No volveremos más.
Es cierto amigos.
Atardece.
La estatua el árbol la hormiga
y esta pena mía tan hermosa
se confunden en la mente ignorada de las manos.
35 segundos han pasado en mi reloj de Pulsera.
(Destino, en "Punto y aparte")

- de 1934, Tomás Eloy MARTÍNEZ, escritor argentino fallecido el 31 de enero de 2010.
Ganó en el 2002 el Premio Internacional Alfaguara de Novela por El vuelo de la reina. En 2008, fue galardonado con el 'Premio Cóndor de Plata a la trayectoria' que entrega la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina, la distinción en su tipo más importante del país, por su fecunda trayectoria dentro del periodismo y la crítica cinematográfica. En 2009, resultó premiado por el diario El País de España con el Premio Ortega y Gasset de Periodismo a la Trayectoria Profesional.
Entre sus obras:
Santa Evita (la novela argentina más traducida de todos los tiempos, 1995), El sueño argentino (crónicas, 1999), Réquiem por un país perdido (reelaboración y ampliación del anterior, 2003), El cantor de tango (novela, 2004), Purgatorio (novela, 2008), Tinieblas para mirar (recopilación de relatos inéditos, libro póstumo, 2014).

1
MI VIDA ES DE USTEDES
Al despertar de un desmayo que duró más de tres días, Evita tuvo al fin la certeza de que iba a morir. Se le habían disipado ya las atroces punzadas en el vientre y el cuerpo estaba de nuevo limpio, a solas consigo mismo, en una beatitud sin tiempo y sin lugar. Sólo la idea de la muerte no le dejaba de doler. Lo peor de la muerte no era que sucediera. Lo peor de la muerte era la blancura, el vacío, la soledad del otro lado: el cuerpo huyendo como un caballo al galope.
Aunque los médicos no cesaban de repetirle que la anemia retrocedía y que en un mes o menos recobraría la salud, apenas le quedaban fuerzas para abrir los ojos. No podía levantarse de la cama por más que concentrara sus energías en los codos y en los talones, y hasta el ligero esfuerzo de recostarse sobre un lado u otro para aliviar el dolor la dejaba sin aliento.
No parecía la misma persona que había llegado a Buenos Aires en 1935 con una mano atrás y otra adelante, y que actuaba en teatros desahuciados por una paga de café con leche. Era entonces nada o menos que nada: un gorrión de lavadero, un caramelo mordido, tan delgadita que daba lástima. Se fue volviendo hermosa con la pasión, con la memoria y con la muerte. Se tejió a sí misma una crisálida de belleza, fue empollándose reina, quién lo hubiera creído.
«Tenía el pelo negro cuando la conocí», dijo una de las actrices que le dio refugio. «Sus ojos melancólicos miraban como despidiéndose: no se les veía el color. La nariz era un poco tosca, medio pesadona, y los dientes algo salidos. Aunque lisa de pechera, su figura impresionaba bien. No era de esas mujeres por las que se dan vuelta los hombres en la calle: caía simpática pero a nadie le quitaba el sueño. Ahora, cuando me doy cuenta de lo alto que voló, me digo: ¿dónde aprendió a manejar el poder esa pobre cosita frágil, cómo hizo para conseguir tanta desenvoltura y facilidad de palabra, de dónde sacó la fuerza para tocar el corazón más dolorido de la gente? ¿Qué sueño le habrá caído dentro de los sueños, qué balido de cordero le habrá movido la sangre para convertirla tan de la noche a la mañana en lo que fue: una reina?»
(Así comienza "Santa Evita", en pdf).
.
- de 1943, Reinaldo ARENAS,  novelista, dramaturgo y poeta cubano conocido por sus obras mágico-realistas y su oposición al régimen político de Fidel Castro.
Colaboró con la revolución cubana, hasta que, debido a la exclusión a que fue sometido, optó por la disidencia. Su presencia pública e intelectual le granjeó marcadas antipatías en las más altas instancias del Estado, lo cual, unido a su homosexualidad, provocó una implacable y manifiesta persecución en su contra.
En toda su vida, Arenas sólo pudo publicar un libro en Cuba: Celestino antes del alba.
Contemporáneo y amigo de José Lezama Lima y Virgilio Piñera, fue encarcelado y torturado, llegando a admitir lo inconfesable y a renegar de sí mismo. Ello provocó, en la sensible personalidad del escritor, un arrepentimiento que fue más allá de los muros de la prisión de El Morro (entre 1974 y 1976), calando tan hondo en su corazón que acabó por odiar todo cuanto le rodeaba. En esta época escribió su autobiografía, titulada Antes que anochezca.
Finalmente salió del país en 1980 aprovechando el llamado  Éxodo del Mariel , aunque cambiando su apellido por Arinas. Estableció su residencia en Nueva York, donde en 1987 le fue diagnosticado el virus del sida. El 7 de diciembre de 1990, se suicidó.

Antología de su obra lírica es Inferno, poesía completa con prólogo de Juan Abreu publicada en el 2001.

Todo lo que pudo ser, aunque haya sido,
jamás ha sido como fue soñado.
El dios de la miseria se ha encargado
de darle a la realidad otro sentido.
Otro sentido, nunca presentido,
cubre hasta el deseo realizado;
de modo que el placer aun disfrutado
jamás podrá igualar al inventado.
Cuando tu sueño se haya realizado
(difícil, muy difícil cometido)
no habrá la sensación de haber triunfado,
más bien queda en el cerebro fatigado
la oscura intuición de haber vivido
bajo perenne estafa sometido.
 (Sonetos desde el infierno)..
- de 
- de 1958, Laura FREIXAS, escritora española licenciada en Derecho, que no ejerció por tener la fortuna de poder dedicarse a la escritura profesionalmente.
Fundadora en 1987 de la colección literaria El espejo de tinta que dirigió hasta 1994, se dio a conocer con  su colección de cuentos El asesino en la muñeca (1988).
Es columnista de La Vanguardia; ha sido crítica literaria para El País y colaboradora de importantes revistas literarias.Destaca también por su labor investigadora y promotora de la literatura escrita por mujeres, en cuyo contexto funda en el 2009, y dirige desde entonces, Clásicas y Modernas, asociación para la igualdad de género.
Tuve el placer de saludarla en la conferencia (CaixaForum, Madrid) del 6 de febrero de 2017 sobre la pareja formada por Mª Teresa León y Rafael Alberti, dentro del ciclo “Ni ellas musas ni ellos genios”, donde pude saber por ella misma su fecha de nacimiento completa - que no aparece ni en su web- para poder incluirla aquí.
Entre sus últimas obras: Melina y el pez rojo (infantil, 2008), Ladrona de rosas (biografía de Clarice Lispector, 2010), Los otros son más felices (novela, 2011), Una vida subterránea. Diario 1991-1994 ( 2013), El silencio de las madres (ensayo, 2015).

“Mujer u hombre, no importa. Solo que sea bueno”. Esta frase, en distintas variantes (apelaciones a la “calidad”, al “mérito y capacidad”, a la “excelencia”), se ha convertido en la respuesta estándar a quienes muestran su extrañeza de que, en una sociedad supuestamente igualitaria, tantos ámbitos de poder sigan siendo mayoritaria o exclusivamente masculinos. No es difícil entender por qué. Primero, porque desplaza la carga de la prueba: del “tenga la bondad de explicarme, caballero, a la vista de estos resultados, cómo han aplicado ustedes el principio de igualdad de oportunidades” al “demuéstreme usted, señora, que las candidatas tenían tanta o más calidad que los candidatos”. Segundo, porque traslada el debate del tema de la igualdad, cuantitativamente indiscutible (los números cantan), a un concepto misterioso, pero revestido de un aura sagrada, al que llamamos (como a los jefes de Estado) Excelencia. Resultado: el aludido puede lavarse las manos: “Yo solo aplico, con toda imparcialidad, el criterio de excelencia, y si el resultado es que todos son hombres…, qué le voy a hacer”. (Fragmento de 'Las trampas de la excelencia', artículo en El País, 1-12-2015).


- de 1959, Ángeles CASO escritora, periodista, política y traductora española.
Licenciada en Hª del Arte, tuvo la oportunidad de presentar el programa 'Panorama regional' en su Asturias natal, encaminando sus primeros pasos hacia el periodismo. Durante 1985 y 1986 presentó el Telediario de TVE y el programa de entrevistas La Tarde. A los 35 años inicia su carrera literaria.
En 2001 ganó el premio Fernando Lara de novela con Un largo silencio. En 1994 fue finalista del premio Planeta con El peso de las sombras, galardón que finalmente ganó el 15 de octubre de 2009 por su novela Contra el viento (sobre la emigración).
En mayo de 2015 se presentó a las elecciones municipales en el puesto número 13 de la lista de la plataforma ciudadana Somos Oviedo, impulsada por formaciones políticas como Podemos y Equo.
En marzo del año 2016 lanza su primer proyecto colectivo a través de una plataforma de micromecenazgo. "Ellas Mismas. Autorretrato de pintoras" resultado de años de investigaciones de Ángeles Caso como historiadora del arte especializada en género. Esta obra reúne alrededor de 100 obras de unas 75 artistas pintoras y fotógrafas pioneras.
En la actualidad es la emprendedora propietaria de la editorial La Letra Azul.
Otras obras:
Donde se alzan los tronos (novela, 2012). Rahima Begum (biografía, 2013). Todo ese fuego (novela biográfica sobre las hermanas Brontë, 2015).

«Vaya —estará pensando—, otra de esas pesadas feministas que se dedican a atacarnos». Pues lo siento, pero no me arrepiento en absoluto de haber escrito la palabra «opresión». Ésa es una
realidad que las leyes, las costumbres y las normas morales establecidas por las religiones ponen de relieve a lo largo de la historia, y por mucha buena intención que una le eche al asunto, no puede
llamar de otra manera a la forma como los hombres mantuvieron durante siglos y siglos a las mujeres sometidas, encerradas, calladas, impedidas para ejercer la libertad, para buscar el más mínimo atisbo de independencia y autonomía. Voy a dejar de lado a propósito el mundo actual. Habría aún mucho que decir sobre nuestra situación en este momento, sobre las dificultades y los prejuicios a los que aún nos enfrentamos las mujeres que hoy en día escribimos o utilizamos cualquier otro medio de expresión artística. Y, desde luego, habría mucho que decir respecto a las diferencias entre nuestro pequeño mundo occidental y la mayor parte del resto del planeta. Pero este libro trata del pasado, de un período que abarca desde el siglo XII hasta el XVII, y me limitaré a esas estrictas categorías cronológicas. (Fragmento de la introducción a 'Las olvidadas')

- de 1974, ESPIDO FREIRE, la escritora española más joven en conseguir el Premio Planeta por Melocotones helados (1999).
ideal.es
Autora polifacética, destaca en su labor narrativa, habiendo aparecido en importantes antologías como Vidas de mujer (1999), Lo del amor es un cuento (2000), Ser mujer (2000), entre otras. Colabora con varios medios de prensa nacionales, como El País, La Razón, El Mundo o Público. Trabaja también como traductora literaria y como colaboradora en radio y televisión.
Ha sido traducida a distintos idiomas europeos y asiáticos, y su novela Irlanda recibió en 1999 el premio francés "Millepage", que los libreros conceden a la novela revelación extranjera. En mayo de 2000 recibió el premio Qué Leer a la mejor novela española editada durante el año anterior por Melocotones helados.
Otras obras: el ensayo Cuando comer es un infierno (sobre la anorexia y la bulimia, 2002),  el libro de relatos El trabajo os hará libres (2008) o la novela Hijos del fin del mundo: De Roncesvalles a Finisterre (IV Premio Llanes de Viajes, 2009).
Les siguen: La flor del Norte (novela, 2011) y los ensayos Quería volar (2014), Para vos nací (2015), La vida frente al espejo (2016) y Llamadme Alejandra (2017) .

Cómo comenzar este mes, este lunes?
La respuesta me ha llegado casi por casualidad: cuando he abierto el buzón de correos he encontrado una reedición de un libro de relatos, un hecho cada vez más extraño y que me ha recordado los días en los que escribí el mío. Sin embargo, una ojeada al índice me ha llamado
la atención hacia el hecho de que era la única autora entre un selecto número de varones. Una queja —la de la poca visibilidad de las mujeres en general, y de las escritoras en particular— que no por repetida, casi cansina, deja de ser cierta.
Teresa me estaba guiñando un ojo desde ese índice. Ahogué el suspiro que ya había comenzado a exhalar y me senté para pasar un rato con ella, la que fue, por excelencia, una mujer extraña entre hombres. ¿Cómo se las arregló ella?
La mujer cristiana del siglo XVI no debía ser vista ni oída, y en 1515 imperaba la necesidad de ser visiblemente cristiana. ¿Cómo podían conciliarse estos dos opuestos? Entretejidos durante siglos, moros, judíos y cristianos se habían puesto de acuerdo en un buen número de cosas, y entre ellas, la más evidente era la inferioridad y la sumisión de sus mujeres, tesoros ocultos con los que negociar
y en perpetuo riesgo de ser, como estos, robados o sustituidos por otros de menor valor.

 (Primeras líneas de "Para vos nací: Un mes con Teresa de Jesús")

Fallecidos en esta fecha

- de 1989, Nicolás GUILLÉN, poeta cubano a quien recordamos con ocasión del aniversario de su nacimiento, un 10 de julio de 1902. Falleció, pues, tan solo 6 días después de su 87 cumpleaños. Se le conoce como "el poeta del son", ritmo y baile típico de Cuba. 
Guillén reivindica la cultura negra dentro de los procesos de mestizaje y transculturación, en lo que denominó el «color cubano», ni negro ni blanco: mestizo; rasgo distintivo de toda Latinoamérica.
 En 1922 conforma un volumen de poesía, Cerebro y corazón, marcado por la estética del modernismo, pero no llega a publicarlo en ese momento, y sólo verá la luz cuando, medio siglo más tarde, aproximadamente, aparezcan sus Obras completas. 
En 1954, recibe el Premio Lenin de la Paz. En 1961 se funda la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de la que Guillén resulta electo presidente, cargo que ocupará hasta su muerte.
 Entre sus obras:  La paloma de vuelo popular (1959),  Cuatro canciones para el Che (1969). En 1972 aparecen La rueda dentada y El diario que a diario.

Esta mujer angélica de ojos septentrionales,
que vive atenta al ritmo de su sangre europea,
ignora que lo hondo de ese ritmo golpea
un negro al parche duro de roncos atabales.
Bajo la línea escueta de su nariz aguda,
la boca, en fino trazo, traza una raya breve,
y no hay cuervo que manche la solitaria nieve
de su carne, que fulge temblorosa y desnuda.
¡Ah, mi señora! Mírate las venas misteriosas;
boga en el agua viva que allá dentro te fluye,
y ve pasando lirios, nelumbios, lotos, rosas;
que ya verás, inquieta, junto a la fresca orilla
la dulce sombra oscura del abuelo que huye,
el que rizó por siempre tu cabeza amarilla.
EL ABUELO)

Elpais.es
- de 2016, José MONLEÓN, escritor, director de teatro, editor y crítico español nacido el 31 de enero de 1927. 
Vivió en primera persona en Valencia y en Llansá (Gerona), los horrores de la Guerra Civil española  y la condena a su padre por un tribunal de guerra. 
Se licenció en Derecho y ejerció la abogacía, pero con veintisiete años abandonó el bufete de abogado en el que trabajaba en Valencia, ingresando en la Escuela de Cine de Madrid.
Por su labor de analista, crítico y en ocasiones consejero de grupos independientes como La Cuadra de Sevilla, Tábano, Los Goliardos, Adriá Gual, Comediants, Els Joglars, Esperpento o el TEI, Monleón está considerado en diversos sectores del teatro independiente y el teatro experimental y de cámara como uno de los mejores referentes de la joven escena española de la segunda mitad del siglo XX.
De 1977 a 1992 fue catedrático de Sociología Teatral en la Real Escuela Superior de Arte Dramático; pero quizás su aportación más importante sea la fundación y dirección, desde 1991, del Instituto Internacional de Teatro del Mediterráneo, que puso en contacto las escenas de los países del sur de Europa.
Su actividad profesional le fue reconocida con el Premio Nacional de Teatro, la Cruz de Sant Jordi y el Premio Max Honorífico de Teatro. 
Entre sus últimas obras publicadas:  El teatro, la sociedad y los especialistas (2001), Humanismo y barbarie (2003). Mérida; los caminos de un encuentro popular con los clásicos grecolatinos (2004). La travesía, 1927-2008 (2008). Siglo XXI. La evolución pendiente (con Nuria Espert y Joaquín Estefanía, 2011).

Visita: http://refranenmano.blogspot.com y http://youtube.com/c/MariannavarroNet
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?